Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

naranjas-julian-logo
banner naranjas

Carpaccio de calabacín con naranja: receta rápida, ligera y deliciosa

Carpaccio de calabacín con naranja

¿Tienes poco tiempo para cocinar, pero te gusta disfrutar de recetas caseras sabrosas y ligeras? El carpaccio de calabacín con naranja es una receta sencilla y saludable ideal para esos días en que tienes poco tiempo para cocinar, así como una demostración de que la cocina saludable no equivale a tener que pasar horas cocinando.

La combinación de calabacín con naranja es muy sabrosa y admite diferentes aliños para completar un plato que puedes usar como base de múltiples preparaciones. Es ideal para servir como entrante. Aquí verás cómo prepararlo y diversas variaciones para que no te canses de disfrutarlo en toda la temporada.

Carpaccio de calabacín con naranja para chuparse los dedos

Para que quede perfecto elige calabacines pequeños, con mejor textura y sabor para comer crudos. En cuando a las naranjas, escógelas jugosas; si quieres acertar, puedes comprar naranjas por internet en naransjulian.com y recibirlas cómodamente en casa para tus preparaciones.

Ingredientes para hacer carpaccio de naranja y calabacín: cantidades para cuatro raciones

  • 2 calabacines pequeños, de unos 350 gramos cada uno.
  • Una naranja y media
  • Medio limón
  • 2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 3 hojas de albahaca fresca (opcional)
  • 1 cucharada de cebollino fresco picado (opcional)
  • pimienta negra
  • sal

Cómo hacer carpaccio de calabacín con naranja: receta paso a paso

  1. Lava el calabacín muy bien y córtalo en ruedas lo más finas posibles. Si tienes una mandolina es la forma más rápida de lograr lonchas finísimas. También hay robots de cocina que lo hacen. A mano puedes hacerlo con un cuchillo bien afilado sobre una tabla de cocina o usar un pelador grande.
  2. Ve disponiendo todas las ruedas de calabacín en una fuente, ligeramente superpuestas entre sí. Si es una fuente redonda puedes hacer varios círculos concéntricos empezando por el más exterior e ir rellenando la figura hacia el centro. O ponlo en filas si es una fuente ovalada o rectangular.
  3. Lava y seca media naranja para seguidamente rallar la mitad de su piel, con mucho cuidado de no llegar a la parte blanca.
  4. Pela una naranja y saca los gajos al vivo para que no quede nada de su parte blanca. Con un cuchillo bien afilado y sobre una tabla de cocina, corta cada gajo en 4-5 daditos. Es importante hacerlo con un cuchillo de buen filo y sin apretar porque así el corte quedará perfecto sin que los daditos de naranja pierdan el jugo al hacerlo. No obstante, siempre puedes recoger el que quedara para añadirlo al aliño.
  5. Pon los gajos de naranja repartidos sobre el calabacín.
  6. Adereza el carpaccio de calabacín con naranja con pimienta negra recién molida. La cantidad, al gusto, pero merece la pena ser generoso con esta especia.
  7. Exprime la media naranja restante y añade al zumo obtenido un pellizco de sal, media cucharadita de la ralladura de piel de naranja y el aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien y riega con ello el carpaccio.
  8. Si has decidido poner las hierbas frescas, lava la albahaca y el cebollino, pícalo finito y reparte sobre la receta.
  9. Sirve enseguida y disfrutar de un plato ligero, rápido y saludable.

Variaciones: con qué acompañar el plato para disfrutar del mejor sabor

La receta base del carpaccio de calabacín con naranja es deliciosa. No es necesario añadir nada más para tener un entrante sabroso y ligero.

Pero si te gusta tanto la combinación entre el sabor de la naranja y el del calabacín que quieres disfrutarlo a menudo sin cansarte, quédate con estas sugerencias. Son formas de completar la receta inicial y tener toda una gama de combinaciones para disfrutar al máximo de una preparación llena de vitaminas y fibra.

  • Aceitunas negras. Media docena es suficiente para aportar sabor y no subir mucho las calorías del plato. Retira el hueso y pica muy finitas para que se repartan bien y que cada bocado tenga sabor.
  • Virutas de queso Parmesano. Le da mucha gracias y combina de maravilla con los demás sabores.
  • Filetes de anchoa en aceite. La forma más sencilla y rápida de darle un toque umami. Puedes decorar con ellas enrejando el carpaccio de calabacín con naranja o picarlo muy fino para repartir por toda su superficie.
  • Almendra laminada tostada. Aporta crujiente y profundidad de sabor. Una cucharada es más que suficiente.
  • Semillas de sésamo y amapola. Añade nutrientes, sabor y color en un solo toque.
  • Ajo negro. Añádelo muy picado al aliño de la receta base.
  • Lascas de bonito en conserva para convertir el entrante en principal.