Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

naranjas-julian-logo
banner naranjas

Cordero a la naranja: el plato que no esperabas para esta Navidad

cordero a la naranja

Para sorprender a tu familia e invitados esta Navidad anímate a preparar esta receta de cordero a la naranja. Es un plato navideño de elaboración muy sencilla y el resultado es tan inesperado como delicioso. Una carne sabrosa y jugosa, muy tierna y melosa, con una salsa y acompañamientos exquisitos.

Receta de cordero a la naranja

Descubre el plato principal que aúna tradición y modernidad con el que triunfar esta Navidad. Elige los mejores ingredientes para su elaboración. Puedes comprar naranjas de Valencia en naranjasjulian.com.

Si en lugar de asar paletilla quieres hacer el cordero a la naranja con pierna, necesita más tiempo de horneado. En ese caso añade 20 minutos más y no pongas las chalotas en la fuente hasta que el cordero lleve 20 minutos en el horno.

En caso de usar medios corderos, ten en cuenta que no se hace por igual. Trincha el cordero antes de asarlo. Retira la paletilla y las costillas antes y deja más tiempo la pierna cocinándose. En los últimos cinco minutos pon todo el cordero a la naranja en el horno para servirlo caliente y doradito.

Cordero a la naranja: ingredientes

  • 4 paletillas de cordero lechal
  • 4 naranjas
  • 500 gramos de cebollitas francesas
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 4 cucharadas de miel, mejor de de azahar, ya que es miel de la flor del naranjo
  • 1 cucharadita de bayas de pimienta negra
  • 2 ramitas de tomillo seco
  • 2 ramitas de romero seco
  • sal

Cómo hacer cordero a la naranja paso a paso

  1. Enciende el horno a 180º C.
  2. Pela las chalotas y los ajos.
  3. Pincela una fuente grande de horno con aceite de oliva y añade una pizca de sal.
  4. Sazona el cordero y ponlo en la fuente con las chalotas alrededor.
  5. Introduce el cordero en el horno.
  6. Lava, seca y ralla la piel de las naranjas y exprime todas ellas. Guarda el zumo con su pulpa.
  7. Pon en un vaso de batidora o en un robot de cocina los ajos pelados, la pimienta negra, la miel, el zumo de naranja, la ralladura de piel de naranja, el brandy y un pellizco de sal. Tritura y mezcla bien.
  8. Cuando el cordero lleve 20 minutos en el horno saca la fuente y cierra el horno para que no pierda calor. Da vuelta a las paletillas, riega con la mezcla triturada, añade el tomillo y el romero y vuelve a poner la fuente en el horno.
  9. Cocina unos 40 minutos más. Pero cada diez o quince minutos recuerda dar vuelta a las piezas de paletilla y regar con el jugo resultante.
  10. Sirve el cordero a la naranja en la misma fuente, en otra amplia de servicio o ya trinchado en platos individuales y sin las ramitas de tomillo y romero. Acompaña con las chalotas como guarnición y el jugo reducido resultante como salsa.

Trucos para un cordero a la naranja perfecto

Para que el cordero quede jugoso, hidratado por dentro y con todo el sabor, ásalo sobre una parrilla elevada dos o tres centímetros sobre la fuente o apoyada en los bordes de la fuente. Al ir regando el cordero con los jugos cogerá todo el sabor. Así el exterior quedará más dorado y el interior más jugoso.

Si la salsa queda más líquida de lo que te gusta puedes reducirla al fuego en un cazo. Pero no te demores mucho para que no se enfríe el cordero. Para ello, mejor hazlo a fuego vivo.

Para que el sabor de las hierbas se reparta bien y evitar que algunos trozos sepan demasiado y otros muy poco no las pongas directamente sobre el cordero a la naranja. Mejor ponlo en la fuente entre las chalotas.

Sorprende espolvoreando pistachos picados sobre el asado al servirlo.

Las mejores guarniciones para el cordero a la naranja

Las chalotas que forman parte de la receta son la guarnición principal del cordero a la naranja. Pero para una cena de Nochebuena o para la comida de Navidad puedes añadir una doble guarnición.

La ensalada de escarola con unos daditos de aguacate y una vinagreta suave en la que el zumo de limón sustituya al vinagre es estupenda. El contraste y combinación de sabores y texturas es muy acertado.

Las patatas son otro buen acompañamiento. Pero en Navidad quizá ya hayas servido platos pesados. Puedes dejarlas para los peques friendo unas patatas paja o preparar un puré cremoso añadiendo una cucharada de salsa de mostaza a la naranja con miel al triturarlas.