Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

Crema catalana de naranja: receta paso a paso

Crema catalana

La crema catalana es un postre típico de Cataluña y consiste en una especie de crema pastelera hecha con huevos, leche, canela, maicena y su también típica costra de azúcar quemado en la superficie de la crema.

Nosotros hemos querido actualizarla y por ello te traemos la crema catalana con naranjas, una forma distinta pero igual de fácil de preparar, igual de deliciosa pero con un toque distinto.

No deja de ser un postre tradicional pero al mismo tiempo novedoso y diferente que combina a la perfección el dulce de la crema con el sabor clásico de la naranja y además resulta rompedor junto con el sabor del caramelo quemado. ¡Con esta crema catalana de naranjas sorprenderás a toda la familia!

Nuestro consejo es que la prepares con un día de antelación, para que pueda cuajar bien, y conservarlas en el frigorífico hasta el momento de quemar el azúcar y servirlas.

También es muy importante el envase o el recipiente que vas a utilizar: la crema catalana de naranja o clásica se sirve en pequeñas cazuelitas de barro esmaltado, bien anchas y planas, que nos permiten quemar el azúcar con la plancha, ya sea eléctrica o de hierro. Si tienes un soplete de cocina, esta operación será mucho más fácil y la crema de naranja tendrá un aspecto más uniforme y apetitoso.

Como siempre, te recomendamos que las naranjas sean lo más frescas y recién cogidas del árbol posible para que tengan todo su sabor y frescura, por ello, te sugerimos que acudas a la venta de naranjas por internet con Naranjas Julián.com, para que estén en tu casa tan solo 24h después de haber sido recolectadas en el campo valenciano.

Ingredientes de la crema catalana de naranja

  •          1 litro de leche (del que separaremos un vaso)
  •          300 gr de azúcar
  •          1 canela en rama
  •          75gr de maicena
  •          4 naranjas
  •          9 huevos

Elaboración de la crema catalana de naranja

Para empezar, quita la piel de las naranjas ya bien lavadas y reservar. Después, separa los gajos de la naranja y quita bien las pielecitas blancas hasta dejarlos muy limpios. Una variante sería confitarlos previamente pero esto lo dejamos a su elección.

En un cazo, pon la leche, la canela en rama, las cáscaras de las naranjas y llevar a ebullición. Cuando rompa a hervir, aparta del fuego y deja que se enfríe.

En un bol, mezcla la maicena con el medio vaso de leche que hemos apartado y disuelve hasta que no quede ningún grumo. Cuando esté bien mezclado, añade y mezcla las yemas de los huevos y 200 gramos de azúcar. Remueve hasta que quede bien incorporado.

Cuela la leche que hemos cocido con las cáscaras de naranja y la canela y añade a esta última mezcla con la maicena y los huevos.

Ponlo todo en un cazo y llevarlo al fuego. Hay que cocinarlo todo a fuego muy lento hasta que el líquido empiece a espesar. ¡Cocina sin dejar de remover para que la crema no se pegue!

Vierte la crema catalana de naranja en cuencos o moles individuales cuidando que sean anchos y lo más planos posibles. Se debe dejar enfriar y sacarla justo antes de ser servida. Puedes dejarlo enfriar a temperatura ambiente y luego poner en el frigorífico hasta el momento de comerla.

Un instante antes de sacarlo a la mesa, calienta el hierro para fundir el azúcar; puede ser una plancha eléctrica o las clásicas de hierro que se calientan en el fuego de la cocina. Si es así, debes fregarla antes a conciencia ya que puede dejar zonas más oscuras o mal quemadas en el caramelo.

Espolvorea por encima de la crema catalana de naranja una buena cantidad de azúcar y caliéntalo con la plancha hasta que el azúcar se haga caramelo. Acompáñala de unos cuantos gajos de naranja en el momento de servirlo… y listo. ¡Te quedará una crema catalana de naranja para chuparse los dedos!