Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

Helado de naranja casero para refrescarte este verano

helado de naranja casero

Cuando llega el verano empieza el tiempo de los polos, las cremas frías y los granizados. Preparar helado de naranja casero para los tuyos es una buena forma de permitirles refrescarse y disfrutar de un postre o tentempié delicioso. Además, como lo preparas tú, sabes qué lleva. Así evitas que consuman un exceso de productos de origen dudoso así como conservantes, aromatizantes o saborizantes artificiales.

Preparar un helado casero de naranja natural también es una buena forma de agasajar a tus invitados. Para comer tal cual en copa o con los toppings que te apetezca.

Vamos a ver cómo prepararlo en casa sin necesidad de disponer de una máquina específica para elaborar helados.

Helado de naranja casero: receta fácil para refrescarte este verano

Qué necesitas para hacer helado de naranja en casa

  • 4 naranjas. Elígelas sabrosas porque es lo que le va a dar todo el sabor y aroma al postre. Puedes comprar naranjas online en naranjasjulian.com.
  • 150 gramos de azúcar blanquilla
  • 125 ml de yogur griego
  • 200 ml de nata para montar, de 30% MG o más

Paso a paso para preparar helado casero de naranja

  1. Saca limpios los gajos de naranja, sin nada de su parte blanca. Si vas a servir el helado en copa, plato o barquillo pela primero la fruta. Si quieres servirlo dentro de la cáscara usando esta como recipiente, córtala en horizontal en la parte superior y vacía su contenido.
  2. Pon en un vaso de batidora americana o en un vaso de batidora de pie la parte comestible de las naranjas y el azúcar. Tritura hasta que el resultado sea un compuesto homogéneo. Cuela para evitar que caigan trozos grandes.
  3. Monta la nata. Es más fácil si está fría de la nevera y el recipiente en el que lo haces está también frío pero seco. Puedes hacerlo a mano o a máquina, con ayuda de unas varillas.
  4. Cuando la nata ya está montada, añade poco a poco el yogur, mezclando con movimientos envolventes suaves. Así lograrás que se mezcle bien sin desmontar la nata.
  5. Añade la mezcla triturada de naranja y azúcar con ayuda de las varillas.
  6. Vierte en el recipiente que quieras, mejor si puedes crear una capa uniforme. Cubre con papel film y guárdalo en el congelador. Si has conservado la cáscara entera de las naranjas para que hagan de recipiente del helado de naranja casero también deberás guardarlas en el congelador.
  7. Al hacer el helado en casa sin máquina especial, tienes que cuidar que la mezcla no se congele en bloque. Por eso cuando lleve un par de horas en el congelador tendrás que sacarlo, triturarlo de nuevo y volver a guardar en el congelador. Este proceso tendrás que repetirlo al menos dos veces más, para que el resultado sea un helado de naranja casero cremoso.
  8. Si vas a servir el helado dentro de la cáscara de naranja, rellena las cáscaras con la mezcla y deja otra hora o dos horas en el congelador antes de servirlo. Si vas a servirlo en copa, te ahorras este paso.

Cómo servir el helado de naranja casero: opciones

Hay distintas formas de servir este postre refrescante de naranja. Vamos a ver las mejores.

  • En su cáscara. Su principal ventaja es que queda muy bonito. Si tienes invitados, es espectacular. Pero si no tienes maña en vaciar la naranja quizá te cueste un poquito ese paso y te resulte más fácil pelar la naranja y sacar los gajos limpios.
  • En cucurucho. Es ideal si te gusta el barquillo o para que coman los niños. Además, admite toppings. Y tiene otra ventaja extra: te lo puedes llevar a la calle. Si sales de paseo o tus hijos, sobrinos o nietos pueden llevárselo. No tienen que comerlo con cuchara y en la mesa, algo que les suele gustar menos.
  • Copa. Es también una forma estupenda de servirlo, muy apropiada tanto para comer en familia como si recibes invitados. Puedes añadir otros ingredientes y toppings para enriquecer el helado de naranja casero. Además, como no has usado las cáscaras, puedes cortarlas en tiras y confitarlas para acompañar al helado o para otros postres.
  • En plato. Es similar a servirla en copa. Aunque en este caso el helado de naranja puede ser tanto el protagonista como el acompañante. Por ejemplo, para un dúo de brownie y helado casero de naranja, para acompañar un flan de canela o un bizcocho borracho, entre otras muchas opciones.

Toppings para el helado de naranja casero:

  • Pepitas de chocolate
  • Pistacho granillo
  • Almendra laminada
  • Tiras de limón y naranja confitadas