Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

naranjas-julian-logo
banner naranjas

Naranjas confitadas para roscón y otros postres

naranjas confitadas para roscón

Preparar en casa las naranjas confitadas para roscón es la mejor manera de lograr un producto sabroso, aromático y jugoso. Además, las riquísimas naranjas confitadas también son ideales para elaborar otro tipo de postres más allá de Navidad, a lo largo del año.

Descubre paso a paso cómo elaborar esta preparación tradicional que es válida para postres clásicos y modernos. Puedes comprar naranjas online en naranjasjulian.com para su preparación.

Ingredientes para hacer naranjas confitadas para roscón

  • 2 naranjas
  • 400 gramos de azúcar blanquilla
  • Una cucharadita y media de sal
  • Agua

Cómo hacer naranjas confitadas para roscón paso a paso

  1. Como las naranjas se comen con la piel el primer paso es lavarlas bien. Sencillamente usa agua del tiempo y si quieres un cepillo. Sécalas con un paño limpio de cocina al acabar.
  2. Corta las naranjas en ruedas de aproximadamente un centímetro de grosor.
  3. Pon al fuego una cazuela con el agua y la sal. Cuando rompa a hervir añade las ruedas de naranja y pasado un minuto sácalas a un escurridor de verduras.
  4. Enfría rápidamente las naranjas bajo el grifo de agua fría y déjalas escurrir. Luego seca con papel absorbente de cocina o con un paño limpio.
  5. Pon al fuego otra cazuela con 400 ml de agua y el azúcar y calienta. Si es necesario remueve para ayudar a que el azúcar se disuelva en el agua caliente.
  6. Añade las ruedas de naranja a la cazuela y eleva un poco el fuego para que el líquido rompa a hervir.
  7. Mantén la cazuela en un hervor suave durante unas dos horas. Procura cada 8-10 minutos dar un meneo a la cazuela para que las rodajas se muevan y no se queden unidas. Pero no introduzcas cubiertos ya que se podrían romper y facilitarías que perdieran su zumo.
  8. Retira la cazuela del fuego.
  9. Las naranjas deben reposar en el mismo jugo de la cazuela, ya transformado por la cocción en un almíbar, y enfriarse en él. No las saques hasta pasadas un mínimo de 12 horas. Lo ideal es que reposen un día completo.
  10. Escurre bien las naranjas confitadas para roscón y escúrrelas para usarlas en la receta que tienes. Lo ideal es hacerlo sobre una rejilla de cocina ya que así además de escurrir pasa el aire y el resultado es perfecto en menos tiempo.
  11. Si no vas a usar las naranjas al instante, en lugar de escurrirlas ponlas en un tarro de cierre hermético con su almíbar y guárdalas en la nevera. Aguantan bien varios días, ya que el almíbar las conserva.

Cómo conservar las naranjas confitadas para roscón hechas en casa.

Hay tres formas principales de conservar las naranjas confitadas para roscón cuando no se van a utilizar al instante.

El más sencillo, conservarlas secas. En este caso al escurrirlas debes dejarlas más tiempo para que el almíbar solidifique. Puedes guardarlas en latas de cocina o tarros de cristal herméticos en una zona fresca, oscura y seca, lejos de fuentes de calor.

No se conservan más de un par de días. Lo ideal es ponerlas en fila entre capas de papel de horno o de papel film.

Otra opción es conservarlas en su almíbar como ya hemos señalado. Si quieres que en lugar de días te aguantes semanas y sin refrigeración el tarro deberá estar esterilizado y el almíbar llegar hasta el borde. Tras cerrar el tarro ponlo bocabajo para que no queden burbujas de aire en el interior.

Y la tercera opción es congelar las naranjas confitadas para roscón. Usa recipientes adecuados y siempre que sea posible haz capas con papel film para que no se peguen y puedas usarlas con facilidad para el roscón de Reyes o para otros postres.

Cómo usar las naranjas confitadas en tus postres

Las naranjas confitadas para roscón se pueden utilizar en multitud de postres. Por ejemplo, puedes trocearlas y enharinar muy ligeramente para añadir a la masa de bizcocho y que queden trocitos dentro de ella. Incluso a la clásica masa de plum cake.

También combina perfectamente con el chocolate. Además, resultan muy decorativas. Sé creativa para añadirlo a masas, decorar tartas y cupcakes, o incluso bañar en chocolate fundido las ruedas de naranjas confitadas.

Puedes coronar con una rueda de naranja postres como el flan de dulce de leche, las natillas de chocolate o incluso una copa de bolas de helado. También picarlas para añadir al yogur.

Como ves hay infinidad de posibilidades. Despierta tu lado creativo para degustar las naranjas confitadas para roscón todo el año.