Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

naranjas-julian-logo
banner naranjas

Receta de pastel de naranja casero: la merienda ideal para el frío

receta pastel naranja casero

La receta de pastel de naranja casero es muy fácil y es ideal para las meriendas y los desayunos. Especialmente en la época de otoño e invierno cuando las naranjas están de temporada y apetece disfrutar horneando repostería sencilla.

Es una buena excusa para organizar una merienda familiar o con amigos. Puedes acompañar el pastel de naranja con una taza de chocolate u otra bebida caliente y disfrutar de una buena charla o de un plan de merienda y película.

Pastel de naranja casero: ingredientes y pasos

El resultado de esta receta es un pastel de esponjoso bizcocho cubierto con una crema suave de naranja. Para su elaboración puedes comprar naranjas online en naranjasjulian.com y recibirlas en casa recogidas en su momento óptimo de maduración.

Ingredientes para la receta de pastel de naranja casero: qué necesitas

  • 3 naranjas
  • 420 gramos de harina de repostería
  • 60 gramos de harina de arroz
  • un sobre de levadura química (16 gramos)
  • 360 gramos de azúcar moreno
  • 50 gramos de azúcar blanco
  • 3 huevos grandes
  • 250 gramos de mantequilla
  • 100 ml de leche entera
  • un pellizco de sal

Cómo hacer pastel de naranja paso a paso

  1. Saca la mantequilla de la nevera, córtala en dados y colócalos sin apilar en un plato en una zona de la cocina cálida pero que no reciba el calor directo. Así en un rato se ablanda y queda a punto pomada, fácil de trabajar en la receta.
  2. Lava y seca las naranjas, ralla su piel y reserva las piezas enteras.
  3. Enciende el horno a 180°C para que se caliente mientras prepararas la masa del pastel de naranja.
  4. Exprime las naranjas. Necesitarás 40 ml para la masa y el resto para la crema.
  5. Tamiza la harina para que quede más suelta y ligera y al hacerlo mezcla con la levadura para un resultado más esponjoso. Puedes usar un colador si no tienes tamiz.
  6. En un cuenco grande y seco pon la mantequilla con el azúcar y mezcla con las varillas de mano o eléctricas, en ese caso a marcha suave, hasta lograr una textura cremosa.
  7. Sin dejar de mezclar añade por este orden y esperando a que se integre bien cada ingrediente antes de añadir el siguiente: los huevos de uno en uno, la harina con la levadura, los 40 ml de zumo de naranja, un pellizco pequeño de sal, la leche y la ralladura de naranja.
  8. Elige un molde circular alto tipo bizcocho o bundt cake. Si es de silicona no necesitas hacer nada, si es metálico añade aceite o spray desmoldante en su interior o cubre con una capa finísima de mantequilla para que luego sea fácil de desmoldar.
  9. Vierte la masa en el molde poco a poco dejando que se asiente bien.
  10. Cuando el horno ya alcance la temperatura indicada, 180°C, introduce el molde en una bandeja central y cocina durante 50-55 minutos. Comprueba el punto de cocción con una varilla de cocina o un palo de brocheta y si no sale limpio déjalo unos minutos más.
  11. Mientras se hornea el bizcocho, prepara la cobertura para el pastel de naranja. Para ello pon al fuego un cazo con el zumo, el azúcar blanco y la harina de arroz.
  12. Mezcla para que se diluya bien y una vez rompa a hervir mantén 3 minutos en un hervor suave o hasta lograr una textura cremosa pero fina, ya que al enfriar espesa un poquito más.
  13. Retira el cazo del fuego y apaga el horno. Deja dos minutos la masa dentro, con el horno ya apagado, y luego abre la puerta para que repose dentro con ella abierta entre 5 y 8 minutos más.
  14. Una vez el horneado y que esté tibio, desmóldalo con cuidado y déjalo enfriar del todo sobre una rejilla de cocina.
  15. Ponlo en un plato grande o en una fuente redonda y vierte sobre él la crema de naranja, para que se reparta bien por toda su superficie y caiga por los lados.

Ideas de decoración: completa la receta de pastel de naranja casero

Para que quede más bonito aún y lograr un extra de sabor puedes decorar la superficie colocando sobre la crema una capa de gajos de naranja limpios. Córtalos sin nada de la parte blanca de la piel y quedarán perfectos.

También puedes añadir unas virutas de chocolate negro o fideos de chocolate negro alrededor, se adherirá fácilmente a las paredes del pastel gracias a la crema de naranja.