Realice su pedido por whatsApp o Teléfono : 634 436 112

Tarta fría de naranja: postre refrescante para el verano

tarta fría de narnaja

La tarta fría de naranja es un postre fantástico para el verano. Es delicioso, es fácil de hacer y no tienes que encender el horno para prepararlo. Todas son poderosas razones para animarte a prepararlo en tu cocina.

Es ideal para sorprender a tus invitados y perfecto para que los tuyos disfruten de un capricho refrescante sin recurrir a postres fríos comerciales, que tienen un montón de ingredientes de dudoso valor nutricional.

Así que te animamos a preparar esta exquisita y espectacular tarta fría de naranja. Las claves para lograr el mejor sabor es la calidad de sus ingredientes. Puedes comprar naranjas online en naranjasjulian.com para su elaboración.

Tarta fría de naranja: postre refrescante para el verano

Ingredientes para preparar una tarta de naranja sin horno

  • 200 g de galletas tipo maría
  • 70 g de mantequilla
  • 200 g de leche condensada
  • 800 ml de yogur griego
  • 150 ml de zumo de naranja recién exprimido (aproximadamente una naranja o una y media)
  • 4 hojas (8 g) de gelatina
  • 2 cucharadas de miel de azahar
  • 3 naranjas
  • azúcar (peso según el de las pieles de la naranja)
  • 50 gramos de virutas de chocolate negro

Cómo hacer la tarta paso a paso

  1. Reblandece la mantequilla dejándola fuera de la nevera (nunca en el microondas, ya que se fundiría).
  2. Deja en remojo la gelatina en un cuenco con agua fría.
  3. Tritura las galletas y mézclalas bien con la mantequilla. Ponla en el fondo de un molde redondo o cuadrado desmoldable y mételo en la nevera para que endurezca.
  4. Mientras tanto, mezcla en un cuenco el yogur griego con la leche condensada y la miel.
  5. En un cazo, calienta 50 ml del zumo de naranja recién exprimido. Calienta añade las cuatro hojas de gelatina perfectamente escurridas y remueve bien para que se disuelvan. Poco a poco añade el resto del zumo.
  6. Vierte poco a poco y mezclando bien sobre el contenido del cuenco de la mezcla de yogur griego y leche condensada. Vierte en el molde con la base de galleta ya endurecida y cubre con papel film. Deberá pasar en el frigorífico al menos 2 horas.
  7. Lava bien las naranjas. Pélalas y saca los gajos al vivo. Es decir, deja por un lado los gajos limpios sin nada de su parte blanca cubiertos con papel film en la nevera, para que no se resequen. Y por otro la piel también sin nada de su parte blanca.
  8. Corta la piel de la naranja en tiras del ancho de una cerilla. No importa su largura, incluso queda más bonito si se combinan tiras largas con otras más cortas.
  9. Pon las tiras de piel de naranja en un cazo con agua hirviendo y cuécelas cinco minutos. Repite el proceso 4 veces más.
  10. Pesa las pieles y calcula el mismo peso de azúcar.
  11. Pon de nuevo las pieles en el cazo pero ahora con el azúcar y bien cubiertas de agua. Cocina a fuego suave durante hora y media. Escúrrelas y déjalas enfriar sobre una placa metálica o una bandeja metálica.
  12. Saca la tarta fría de naranja de la nevera y retira el aro para que quede desmoldada.
  13. Decora los lados con las tiras de piel de naranja confitada. No te preocupes si quedan bloques, será más fácil de colocar.
  14. Cubre la superficie de la tarta fría de naranja con los gajos de naranja y espolvorea con las virutas de chocolate.

Trucos para preparar este postre y que sea aún más espectacular

  • Añade a la mezcla de galleta y mantequilla almendra granillo o pistachos picaditos.
  • Combina virutas de chocolate negro y blanco.
  • Añade canela en polvo a la mezcla de yogur y leche condensada

Otro modo de preparar la tarta fría de naranja

Puedes saltarte el paso de confitar las pieles de naranja si buscas una receta de tarta fría de naranja rápida.

En ese caso y para que no pierda potencia de sabor, exprime 4 naranjas y ponlas al fuego en un cazo con 4 cucharadas de azúcar y 4 cucharadas de harina de arroz. Cocina removiendo hasta que hierva y empiece a espesar. Entonces retira del fuego y deja que se enfríe. Cuando desmoldes la tarta fría de naranja y la salsa también esté fría cubre la tarta con la salsa. No importa si cae por los lados de la misma, siempre que esté en un plato grande de tamaño adecuado. Luego decora como la anterior, con los gajos y las virutas de chocolate.