Comprar naranjas navelinas. Haz tu pedido online ahora

Si eres de los que nunca dicen que no a una buena pieza de fruta, ¡esto te interesa! En Naranjas Julián te traemos las mejores naranjas navelinas del mercado para que disfrutes de todo su sabor y sus nutrientes a un precio de escándalo.

Las naranjas navelinas no solo son sabrosas, sino que su historia es conocida por todo buen amante de la fruta. A principios del siglo XX, llegó desde California (Estados Unidos) la variedad de naranja Washington Navel. Desgraciadamente, debido a un virus que las infectó, el cultivo de esta modalidad de cítrico se convirtió en algo totalmente inviable.

Por este motivo, hubo que buscar otra variedad que pudiera reemplazar el intenso sabor y las magníficas propiedades que caracterizaban a aquella naranja. La mejor aspirante era la naranja navelina.

Su nombre proviene del inglés navel, que significa ombligo. El motivo es que la flor del naranjo que cultiva esta variedad da un segundo fruto con una peculiar apariencia de ombligo. 

Caracterizadas por su pronta maduración, las naranjas navelinas son una variedad que se acostumbra a consumir en la primera mitad de la temporada, concretamente entre los meses de noviembre y enero.

Comprar naranjas navelinas a buen precio

Con un gusto chispeante en el paladar propio de los mejores cítricos y una cantidad formidable de vitamina C con la que te sentirás como un roble y prevendrás los resfriados de este invierno, en Naranjas Julián te lo ponemos fácil para que puedas disfrutar de un buen precio en naranjas navelinas.

Recuerda que nosotros tenemos nuestros propios campos de cultivo en Valencia, las recogemos directamente del árbol y llevamos tus naranjas navelinas a casa, ¡del árbol a tu plato directamente! 

¡Haz tu pedido ahora y lo tendrás en casa en 24 horas! El envío es gratuito en la Península Ibérica y te lo mandamos de manera urgente. El envío gratuito hace que aún más el precio de las naranjas navelinas  sea más asequible. Disfruta de los beneficios de la mejor fruta, ¡corre que se acaban!